ejercicios flexibilidad deporte

En anteriores artículos, te explicábamos que hay detalles que en un principio pueden parecer insignificantes, pero que pueden acabar decantando un partido ajustado, como sucede en el caso del material deportivo o la elección de la pala de pádel que mejor se adapte a tu juego..

En el artículo de hoy, te vamos a recomendar 4 ejercicios de flexibilidad para mejorar tu condición física, ya que en un deporte tan dinámico como el pádel, donde la pista es muy reducida, la bola es muy rápida y hay que controlar bien los rebotes, es necesario moverse por la pista de manera muy ágil para llegar a todas las bolas.

Además, los movimientos bruscos pueden causar lesiones graves de larga duración, y nunca está de más acostumbrar a tu cuerpo y a tus músculos a tensiones momentáneas más pronunciadas que de normal, para esos momentos donde lo das todo por salvar una bola. No solo es importante el qué, sino también el cuándo, y aquí te lo vamos a explicar todo.

Cuando hablamos de mejorar la flexibilidad en el mundo del deporte, nos referimos a que el rango y la capacidad de movimiento y esfuerzo de músculos, huesos, ligamentos y articulaciones, dispongan de una mayor capacidad de sacrificio y dispongan de una mayor elasticidad. El conjunto de todo ello, es lo que se conoce popularmente como flexibilidad.

reserva pista de padel ahora

 

La flexibilidad, ¿se tiene o se entrena?

Todos tenemos ese amigo que parece un chicle y se dobla con una facilidad casi de dibujos animados, mientras que a muchos de nosotros nos crujen las rodillas cada vez que nos levantamos del sofá.

Como para todas las cualidades personales y físicas en esta vida, hay gente que nace con unas capacidades especiales diferentes a las del resto de personas. Pero cada uno tiene las suyas, y no hay nada que no se pueda conseguir con un poco de entrenamiento. Así es, el secreto de todo siempre está en la práctica. Y es que entrenar es tan, e incluso más importante que la habilidad innata.

En este sentido, para mejorar la flexibilidad, o al menos no perder la poca que ya tenemos, podemos empezar con una serie de sencillos ejercicios de baja intensidad. Estos ejercicios no son difíciles, ni mucho menos, ni nos cansarán prácticamente nada, pero es muy importante que seamos constantes y le dediquemos un ratito cada día. Tranquilos, con 10 minutos sobra.

Así pues, encontramos ejercicios estáticos, parados en un sitio, y dinámicos con movimientos suaves. En el primer grupo, nos referimos a aquellos en los que, tumbados en el suelo o en una posición cómoda, realizamos estiramientos manteniendo la posición durante varios segundos. En el segundo, encontramos aquellos que se realizan con movimientos pausados pero constantes, dejando que las partes del cuerpo se vayan soltando.

Ejercicios de movimientos pausados

Este segundo grupo es más indicado para mejorar el rendimiento deportivo. Según cuál sea tu condición física y nivel, deberemos empezar por los simples. Poco a poco iremos incorporando los da carácter más dinámico y brusco. En el primer caso, se pueden hacer en cualquier momento del día, mientras que en el segundo, es necesario un calentamiento previo, y no se recomienda hacerlo tras hacer ejercicio de alta intensidad, por riesgo de lesión.

Cada uno de los métodos tiene sus ventajas y desventajas, así como su momento óptimo para realizarlos. Sin embargo, nosotros no recomendamos ninguno por encima del otro. Porque como realmente se saca el máximo partido, es intercalando días de menos esfuerzo, con otros de alta intensidad. El motivo: las personas no vivimos todos los días de la misma forma. De este modo adaptamos el cuerpo a una rutina realista.

Lo más importante, es que te des cuenta de que no te enseñamos nada raro. Piensa en qué haces cada vez que te levantas de la cama o del sofá. Levantas los brazos y los estiras hacia arriba como si fueses a tocar el techo, te estiras hacia atrás enconrvando la espalda. Luego mueves el cuello de lado a lado para destensarlo. Pues bien, esto es lo mismo, pero con movimientos que mejorarán tu condición de una manera más eficiente.

ejercicios-flexibilidad-padel

 

Ejercicios de flexibilidad para mejorar tu elasticidad.

Zancada delantera realizando torsión del tronco

Con este ejercicio de flexibilidad, ayudaremos al cuerpo a despertar la musculatura tras un largo tiempo manteniendo una misma postura. Está diseñado especialmente para el tren inferior, desde la cadera a los pies, y para estirar el pecho y el abdomen.

La forma correcta de hacerlo, es de forma pausada, realizando los movimientos lentamente, esperando unos segundos en cada posición, y girando 5 veces a cada lado.

Estiramiento del perro con la cabeza boca abajo

Como muchos de los ejercicios de flexibilidad de este tipo, este movimiento ha sido “robado” al Yoga. Y posteriormente adaptado a lo que a la ciencia deportiva nos interesa. Gracias a él, podemos estirar por completo y poco a poco toda la cadena dorsal. Empezamos por la parte posterior del tren inferior, y tras pasar por los glúteos, separar las vértebras poco a poco.

Sentadilla profunda realizando torsión con apertura

Este movimiento, comienza partiendo desde una posición inicial de sentadilla profunda. Coxis hacia el suelo, apoyando la superficie de la planta del pie. A partir de ahí, podemos trabajar toda la musculatura del tronco, hombros, sóleos, aductores y tendón de Aquiles. Si una vez realizándolo, puedes realizar una ligera torsión con el tronco, la musculatura del tórax se expandirá y ampliará

Zancada delantera con extensión de brazo sobre la cabeza

Para este ejercicio de flexibilidad, comenzamos de pie, en una postura neutra y relajada, para dar un paso en dirección delantera, hasta que ambas piernas queden flexionadas, extendiendo el brazo contrario a la pierna que iba hacia delante, mirando hacia arriba.Estiraremos tren inferior, hombres, cuellos y espalda.

Con estos 4 ejercicios de flexibilidad, podrás estirar suavemente tu musculatura, sistema óseo y tus ligamentos, depertándolos y elongándolos. Siempre es recomendable hacer 2-3 series de 5 repeticiones cada una de ellas, al despertarte, previo a la hora de irse a dormir, y tras realizar cualquier tipo de deporte o ejercicios.

Tus partidos de pádel serán mucho más completos, ¡compruébalo! Reserva tu pista de pádel con Playtomic y verás rápidamente los resultados.