cuantos jugadores tiene un equipo de futbol

El fútbol es sin duda uno de los deportes de equipo que cuenta con mayor fama a nivel mundial. Y hay distintos tipos de competiciones vinculadas a dicho deporte. Generalmente, se sabe que un equipo de fútbol tradicional cuenta con 11 jugadores. Es un dato que, en el caso de España, forma casi parte del acervo cultural. No obstante, la pregunta cuántos jugadores tiene un equipo de fútbol atañe también a otras modalidades. El fútbol sala, por ejemplo, cuenta con cinco jugadores en el campo. Y lo mismo sucede con el fútbol playa. Con otras modalidades, puede continuar habiendo variaciones de este tipo.

Ahora bien, lo que todas las variantes del fútbol comparten son ciertas posiciones de jugadores. A la pregunta cuántos jugadores tiene un equipo de fútbol podemos responder que, principalmente, cuatro. Porteros, defensas, mediocampistas y delanteros. Obviamente, el fútbol habitual cuenta con más posiciones que éstas, como las de los extremos. Pero nos centraremos sólo en las que son compartidas.

reserva pista de padel

El portero

El jugador que ocupa esta posición recibe diversos nombre. Guardameta, arquero, meta, guardapalos, golero, cancerbero, guardavallas, etcétera. Su misión es la de evitar que el balón entre en la portería. Dentro del área grande, puede moverse con el balón en las manos y, más allá del área grande, como cualquier otro jugador. Se han dado casos de porteros que también han marcado goles por cuenta propia. Lo habitual es que estos fenómenos se den en ciertas partidas del FIFA o del PES. Y lo mismo se puede decir de los poteros que marcan goles tirando a puerta contraria desde su propia portería.

Entre las particularidades del portero, debe usar una camiseta distinta a la de sus compañeros de equipo. Por lo demás usan guantes y vestimenta con protección acolchada.

La defensa

Si contamos cuántos jugadores tiene un equipo de fútbol, luego está el defensa. También conocido como caballo, marcador o zaguera. Su principal función en el campo de juego es la de impedir que los jugadores del otro equipo se aproximen al guardameta.

En definitiva, repeler en la medida de lo posible cualquier situación de gol. No obstante, podemos distinguir entre varios tipos de defensas. Los defensas centrales y los defensores de corte o mediocampistas defensivos. Así como los defensores libres por el centro, los laterales y los defensores libres por la banda. Sin duda la defensa es una de las posiciones tácticas más importantes y complejas de programar.

El mediocampo

Éste jugador está situado en el medio del campo de juego. Su función principal es la de comunicar el balón entre los defensas y los delanteros. Es, por tanto, el principal eje para generar repentinas ocasiones de gol. Se le conoce también como centrocampista, medio, mediocentro o volante. Y al igual que en la categoría defensiva, esta posición consta de distintos tipos o subposiciones. Cabe distinguir entre mediocentro defensivo, mediocentro común, mediocentro interior o mediapunta. En cualquier situación, deben hallarse perfectamente comunicados con la defensa, atentos a recibir el pase. Y deben tener también de una comprensión general de la situación en el campo de juego.

La delantera

Para acabar de responder a cuántos jugadores tiene un equipo de fútbol, quedan los delanteros. También se los llama atacantes, arietes o puntas. Su función principal es la de aproximarse a la portería rival, crear situaciones de peligro y marcar goles. Entre los distintos tipos de delanteros están los siguientes.

Los delanteros centros, los mediapuntas, los segundas puntas, los centrodelanteros, los extermos y los punteros. Apenas realizan labores defensivas y su principal foco de atención debe estar puesto en los mediocampistas. Y luego, en la portería rival.