.En este artículo vamos tratar el tema de las lesiones de pádel que se producen a practicar nuestro deporte favorito. Además, explicaremos la mejor forma de prevenirlas, para no tener que estar un tiempo en el dique seco.

Las lesiones en el pádel se deben generalmente a una mala técnica. Es decir, en efectuar los golpes y movimientos de una manera incorrecta. Para reducir las posibilidades de lesión, te vamos a dejar 4 consejos clave. Deberás tenerlos muy en cuenta a la hora de jugar a pádel.

reserva pista de padel ahora

 

4 consejos para prevenir las lesiones de pádel

Calentamiento

En primer lugar, debes saber que la mayoría de lesiones de pádel son lesiones articulares. Calentar antes de cada partido es fundamental. El objetivo es evitar cualquier tipo de molestia al golpear o movernos sobre la pista. Además, tendremos nuestros músculos y articulaciones listos para el partido, ganando flexibilidad y evitando sobreesfuerzos que nos podrían obligar a parar durante un largo tiempo.

Repasemos ahora algunas de las lesiones de pádel más frecuentes que se previenen realizando un buen calentamiento. Son: la tendinitis de muñeca, una sobrecarga en la muñeca que provoca un fuerte dolor, tirones musculares en cuádriceps y gemelos, y pinzamientos en la espalda.

Para calentar, lo más recomendable es estirar bien los músculos, un poco de carrera suave y pelotear durante 10-15 minutos.

La técnica

A pesar de que es importante calentar, tal y como dijimos antes, la principal causa de lesiones de pádel es una mala técnica que a la larga derivará en lesiones más graves. Algunas como la epicondilitis, lesiones de hombro, tendinitis de muñeca, entre otros tipos, son las más frecuentes como consecuencia de este origen.

Estas lesiones se producen al realizar gestos y movimiento no naturales como consecuencia de un desconocimiento de la técnica y falta de preparación. Algunos golpes muy forzados que implican una sobrecarga, acelerones y frenazos bruscos, gestos poco naturales respecto al movimiento del cuerpo… son algunos que nos pueden llevar a caer en una grave lesión.

Una buena técnica se consigue con mucha práctica y un conocimiento inicial muy completo. En este sentido, las clases de pádel son una genial idea, puesto que los monitores se centran mucho en corregir este tipo de defectos en el juego.

prevenir lesiones

 

Un buen descanso

Es muy importante descansar entre partido y partido y no sobreentrenar. Debes dejar a tu cuerpo que descanse y reponga fuerzas. Ya que en los momentos en los que tu cuerpo está más débil, es cuando más posibilidades hay de sufrir una sobrecarga. O bien una microrrotura e incluso una  rotura completa.

Es cierto que, a veces, da la sensación de que estamos perfectamente. Hemos comido bien, bebido mucho, descansado lo suficiente… ¡ya estamos listos para otro partido! Sin embargo, cada vez que jugamos, nuestros músculos y las fibras que lo componen sufren pequeños desgarros imperceptibles. Si estos no cicatrizan bien, corremos un riesgos muy grande de sufrir una lesión muscular de gran gravedad.

Utensilios adecuados

Resulta evidente pensar que utilizar materiales de calidad y adecuados reducirá la probabilidad de sufrir la mayoría de lesiones de pádel. Bien, entonces, ¿por qué no se hace? No se nos ocurriría ir a escalar descalzo o a nadar con casco de bici puesto. ¿Por qué cuando vamos a jugar a pádel vemos gente con zapatillas de vestir?

Utilizando el material adecuado, en especial las zapatillas, reducimos mucho la probabilidad de sufrir una lesión. Sobre todo en articulaciones y músculos que sufren un gran impacto en un deporte tan explosivo como este.

Lo más importante es tu salud, tú decides cómo cuidarla.

A pesar de la sensación que pueda dar, no pretendemos que cojas miedo a ir a jugar, o que lo hagas cada vez menos. Simplemente nos importa tu salud y queremos que practiques tu deporte favorito de una manera sana y responsable.

Puedes leer más sobre algunos hábitos saludables que te serán de gran ayuda a la hora de planificar tu deporte semanal y evitar lesiones innecesarias. ¡Ah! Y para poner en práctica todos estos consejos, no olvides de reservar tu pista de pádel con Playtomic ¡Puedes elegir entre más de 500 clubes de Madrid, Barcelona y Málaga!